Valeria Silva: Me da mucha pena que Carlos Mesa le dé la espalda al pueblo alteño

Prensa Cámara de Diputados

La presidenta de la Comisión de Política Internacional y Protección al Migrante, diputada Valeria Silva, dijo que le causa mucha pena que el expresidente de Bolivia, Carlos Mesa le haya dado la espalda al pueblo alteño al negarse a ser testigo de cargo en el juicio civil instalado en Estados Unidos por la masacre de octubre de 2003 contra el exmandatario, Gonzalo Sánchez de Lozada y el exministro Carlos Sánchez Berzaín.

“Las familias de las víctimas le solicitaron que testifique para dar cuentas de los hechos acontecidos que mermaron la vida de decenas de bolivianos y bolivianas, él prefirió no asistir, él prefirió apoyar una vez más a quien fue su Presidente en algún momento, a quien fue parte su gobierno, a Gonzalo Sánchez de Lozada, me da mucha pena que Carlos Mesa le haya dado la espalda de esta manera particularmente al pueblo alteño”, manifestó.

La noticia de que Carlos Mesa renunció a ser testigo de cargo fue revelada por el dirigente de la Asociación de Víctimas de Octubre Negro, Patricio Quispe, quien explicó que se solicitó a Mesa que sea testigo en este caso, pero que jamás recibieron respuesta, y que hoy se enteraron que Mesa se excusó por medio de un memorial enviado a la Corte Federal donde se desarrolla el juicio.

Por su parte, su colega Mireya Montaño, lamentó la decisión de Carlos Mesa y aseguró que sólo muestra que el exvicepresidente estaría parcializado con Gonzalo Sánchez de Lozada, impidiendo que se logre justicia para las familias de los fallecidos.

“Me parece inaudito que no quiera que se aclaren estos temas. Los alteños estamos indignados por la actitud de Carlos Mesa, (él) tiene el deber de viajar a Estados Unidos y de hacer la declaración pertinente”, sostuvo.