Los extranjeros que no puedan obtener visa en oficinas consulares podrán ingresar al país con un documento de autorización

Prensa Cámara de Diputados

Con el fin de regular y mejorar el control del flujo migratorio, la Cámara de Diputados aprobó este jueves el Proyecto de Ley 224 que modifica la Ley 370 de Migración, estableciendo que la Dirección General de Migración otorgará autorizaciones de ingreso al país a extranjeros que no pudieran acceder a una visa en oficinas consulares bolivianas en el exterior.

La propuesta aprobada también establece que se otorgará cédula de identidad indefinida a extranjeros mayores de 60 años de edad con residencia permanente, y que las empresas operadoras de turismo receptivo y otras afines deberán exigir a la persona migrante extranjera la presentación del documento de viaje válido y vigente, con la visa correspondiente.

El Proyecto modifica el Artículo 20 de la Ley 370, facultando a la Dirección General de Migración emitir autorizaciones de ingreso por turismo o visita a personas migrantes extranjeras que no hayan accedido a una representación del Ministerio de Relaciones Exteriores, ya que la emisión de visas es sólo una función consular. El documento de autorización tendrá́ los mismos efectos que la visa por turismo o visita.

Actualmente, el Artículo 13 de la Ley 370 norma que los residentes extranjeros de más de 60 años de edad y con residencia permanente de más de 15 años continuos, pueden obtener una cédula de identidad indefinida, pero con las modificaciones, ahora estarán eximidos del tiempo de residencia continua para que accedan a ese beneficio.

Sobre las empresas operadoras de turismo receptivo y otras afines, la modificación establecen que tendrán las mismas obligaciones que las agencias de viaje y turismo, debido a que deberán exigir a la persona extranjera que presente el documento de viaje válido y vigente, con la correspondiente visa, autorización de ingreso por turismo o visita, o autorización de permanencia, con el fin de proporcionar los servicios que ofrece.

Estos operadores también deberán proporcionar listas de registros de personas migrantes extranjeras que ingresen o pretendan salir del territorio en calidad de turistas, en el plazo y forma establecidos por la Dirección General de Migración.

El Artículo 18, referido al Pasaporte, señala que los extranjeros podrán ingresar al territorio nacional con pasaporte Diplomático, Oficial o Corriente, quedando eliminado el de Servicio. Estos documentos serán emitidos por el Ministerio de Relaciones Exteriores, excepto el Corriente que lo otorga la Dirección General de Migración.

Por otro lado, el proyecto propone reducir de 15 días hábiles a diez días calendario el tiempo en el que Migración debe responder a la solicitud de una visa hecha en una oficina consular por los migrantes que requieran ese documento para ingresar al país.

La propuesta incluye a las personas apátridas como beneficiarios para obtener, junto a los refugiados, los documentos de permanencia indefinida.

En su Disposición Transitoria, el Proyecto señala que los pasaportes emitidos hasta la fecha tendrán una vigencia de seis meses posterior a la publicación de la ley, autoriza al Ministerio de Economía destruir el stock de pasaportes de servicio. La norma, una vez promulgada, deberá ser reglamentada en un plazo de 60 días.