Diputados tratarán esta semana modificación al Código Niña, Niño y Adolescente para acelerar procesos de adopción

Prensa Cámara de Diputados

La primera vicepresidenta de la Cámara de Diputados, Susana Rivero, informó que esta instancia legislativa tratará esta semana la modificación al Código Niña, Niño y Adolescente que tiene el objetivo de acelerar los procesos de adopción en Bolivia.

“De lo que se trata es resolver y dar derechos humanos y familia a tantos niños y niñas que son abandonados y que están en centros de acogida, con acogimiento temporal o con acogimiento definitivo”, señaló.

Según Rivero, la norma en actual vigencia no es mala sino muy burocrática, por lo tanto la modificación plantea renovar o transformar elementos fundamentales como el de la filiación.

“Sin un niño está en un centro de acogida y durante un determinado tiempo no ha aparecido nadie ni entorno cercano, menos los progenitores, se autoriza para que el juez inmediatamente pueda darle una filiación que es el nombre y apellido con lo que se empieza cualquier trámite”, detalló.

Otra reforma importante tiene que ver con la extinción de paternidad. “Si una niña o un niño es abandonado, está mucho tiempo y nadie la busca y pasa por ella, entonces lo que corresponde es que el juez diga que esa niña no tiene padre y madre y le extinga el derecho a los padres para que recién se inicie el proceso de adopción”, subrayó la legisladora.

En este sentido, la autoridad legislativa explicó que estos son los elementos que hacen que las adopciones en Bolivia sean largas y traumáticas, tanto para las familias que quieren adoptar, como para los propios niños.

“La burocracia de la legalidad es muy larga, no se trata de vulnerar derechos y garantías para nadie, ni para los niños, ni para los padres, se trata de acelerar los trámites en el marco del debido proceso para que al final podamos cumplir con el propósito que los chicos tengan familia y familias tengan hijos”, finalizó.

Por su parte, el presidente de la Cámara de Diputados, Víctor Borda, ratificó que con la reforma al Código Niña, Niño, Adolescente se abreviarán los plazos para que una familia boliviana que no tiene hijos y quiera adoptar, no pase por todo un calvario en este intento.

“Los niños en el mejor de los casos esperan plazos de tres a cuatro años, está excesivamente burocratizado, entonces vamos a acortar los plazos, pero eso no significa que el proceso no sea rígido porque se tiene que cuidar y preservar que el niño no sea entregado a una familia que tenga antecedentes de agresividad o que lo utilicen para otro fin como trata tráfico de personas, todo esto se está observando”, manifestó.