(Prensa Diputados, 15/11/2016)

La presidenta de la Cámara de Diputados, Gabriela Montaño, informó la tarde este martes que la denuncia que pesa sobre el diputado suplente de Unidad Demócrata (UD), Rafael Quispe, ante la Comisión de Ética es por utilizar su atribución fiscalizadora en beneficio propio y de ninguna manera por una supuesta persecución política de parte del oficialismo.

 

La legisladora detalló los antecedentes del caso: el 19 de agosto de 2015, el también diputado suplente por UD, Amilcar Barral, fue suspendido de sus funciones por la Comisión de Ética por diez meses, debido a que se comprobó que cobraba al funcionario de su bancada, Hipólito Matías Espejo, parte de su salario mensual.

La denuncia contra Barral ante la Comisión de Ética fue interpuesta por la propia bancada de UD. “Resulta que en un intento de acallar la denuncia de este funcionario, los diputados Julio Grover Huanca, también de UD, Rafael Quispe y Amilcar Barral le iniciaron un proceso penal y no contentos con eso, Quispe presentó una Petición de Informe Escrito (PIE 1377/2015-2016) al Fiscal General del Estado, para pedirle explicaciones sobre dicho proceso”, explicó Montaño.

El Reglamento de la Comisión de Ética de la Cámara de Diputados estipula como una falta gravísima en su Artículo 7, Numeral 9: “Utilizar la facultad de fiscalización en beneficio personal, de su cónyuge o parientes hasta el cuarto grado de consanguinidad o tercer grado de afinidad, excepto cuando se trate de cumplir su responsabilidad constitucional y la defensa y resguardo de los derechos humanos conculcados”.

Montaño pidió a la población que juzgue por sí misma el accionar del diputado Quispe: “No sólo le cobran parte de su salario a un funcionario, sino que usan su función de diputado para fiscalizar procesos en los que son parte, ¿eso es ético? No puede ser que Quispe tenga el tupé de  decir que se lo está procesando por razones políticas; se lo está procesando porque intenta usar su función de diputado para acallar a un denunciante, para proteger un hecho de corrupción de su compinche Barral. ¿Hasta cuándo esta oposición va a seguir pretendiendo que hay persecución política?”, se preguntó.

Asimismo, la diputada cuestionó el tipo de oposición que tiene el país. Se refirió a las actitudes racistas del senador Arturo Murillo, a la inasistencia a sesiones de asambleístas que piden interpelaciones, a la verborrea del diputado Luis Felipe Dorado que aceptó su gusto especial por el local nocturno Katanas, entre otros ejemplos.

“Tenemos un senador Murillo racista, un diputado Luis Felipe Dorado que dice ‘me gusta Katanas’ en sesión pública de la Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP), tenemos a nueve diputados de UD que no asisten a la interpelación que ellos mismos proponen, tenemos a un diputado  Barral suspendido diez meses por cobros irregulares a un funcionario y a un diputado Quispe que usa su poder de fiscalización para beneficio personal y para intentar acallar a un denunciante que tiene todo el derecho de denunciar un cobro irregular. Esa es la bancada de UD que tenemos: racista, corrupta en muchos de los casos de sus integrantes”, subrayó.

Finalmente, la Presidenta de los diputados aseguró que toda la institucionalidad de la ALP brindará garantías para que cualquier denuncia que se presente sobre cobros irregulares en la Cámara llegue a una resolución final.

ORDEN DEL DIA

63a OD 27 4 17

INVITACIÓN

codpenal


NUEVO EDIFICIO

cd


PUBLICACIONES

supras2016

INFORME ANUAL PARLAMENTARIOS SUPRAESTATALES

tiempo16-17

Tiempo y MATERIA N° 16

tiempo15-16

Tiempo y MATERIA N° 15

declaracion

DECLARACIÓN CAMARAL


@Diputados_Bol